Profesionales Bricotex

La influencia de la psicologia del color en tu hogar

La influencia de la psicologia del color en tu hogar

Muy buenas a todos, estamos un día más aquí con vosotros. En esta ocasión vamos a hablar sobre la psicología del color, cómo afecta en nuestras emociones y estado mental, y algunos consejos para decorar vuestros hogares idealmente en base a sus gustos.

La psicología del color es un campo de estudio que está dirigido a analizar cómo percibimos y nos comportamos ante distintos colores, así como las emociones que suscitan en nosotros dichos tonos.

La psicología del color en la decoración tiene un peso muy importante. A la hora de decorar las diferentes habitaciones de nuestra casa, cada uno tenemos ciertas preferencias de tonalidades, estilos, texturas… Pero, ¿te has preguntado cómo puede influir en ti el color de tu decoración? En este artículo veremos qué efectos tiene en el día a día el decorado de tu hogar, distinguiendo entre los tonos fríos y los cálidos.

En la psicología del color en decoración el protagonismo recae sobre los colores cálidos y colores fríos. Debemos tener algunas reglas básicas de percepción de colores en diferentes espacios:

-          Los colores cálidos tienen un efecto estimulante y dan la impresión de que se mueven, que sobresalen de la superficie, esto provoca sensación de cercanía. Son los colores de la vitalidad, la felicidad y la actividad.

-          Los colores fríos producen un efecto relajante y dan impresión de que se alejan, de que están a cierta distancia. Nos transmiten reposo, calma, tranquilidad, y cuando no se combinan con toques de color cálido pueden dar sensación de tristeza.

-          Los colores claros y fríos son ideales para dar sensación de amplitud en estancias pequeñas.

-          Los colores fríos y oscuros hacen que un espacio parezca más pequeño e, incluso, agobiante. Aquí tienes el motivo de por qué no se recomienda pintar las paredes totalmente de negro.

-          Los colores cálidos y potentes en las paredes saturan nuestra vista.

-          Los colores fríos producen una sensación relajante, aunque pueden generar tristeza si no se combinan con pequeños elementos de colores cálidos.

                                

Los colores neutros en decoración:

-          El blanco: El blanco es la ausencia de color, el blanco es la luz o la pureza. Color por excelencia, muy recomendado, puedes crear una gama de colores alrededor del blanco. Sin límites. Un color que sobre todo trasmite limpieza y pulcritud. Trasmite una sensación de vacío, muy adecuada para personas nerviosas que precisen de un ambiente calmado. Pero debemos tener cuidado, porque un excesivo uso de este color, o la falta de complementación a él, puede hacernos sentir desamparados. Es un color apropiado para relajarnos, por eso es muy utilizado en salones de estética, o de masaje. Es significado de pureza, de minimalismo, de pulcritud, inocencia y sensación de limpieza.

                                                         

-          El gris: El gris no es considerado un color, sino una transición entre el color blanco y el negro. Simboliza neutralidad e indiferencia, y dependiendo del tono puede trasmitirnos tristeza. Cuando hablamos de “días grises” nos referimos a días oscuros, sin luz, tristes, y que hacen que también nosotros nos sintamos así. Esa misma expresión la utilizamos para referirnos a las personas. Personas grises, que no trasmiten vitalidad ni alegría. Denota neutralidad, indecisión, aburrimiento, ausencia, inteligencia y equilibrio.

                                                         

-          El negro: Es color neutro, por lo cual en pequeñas dosis este color se puede combinar con cualquier color, el blanco es su contraste más natural. El negro es la unión de todos los colores, la ausencia de luz. Es un color sobrio y de respeto, una apuesta fuerte, por eso se dice que las personas que se atreven con él, son personas seguras de sí mismas. Es un color muy popular gracias a sus propiedades adelgazantes y estilizantes.  Es un color que se mantiene al margen de los demás, y que no influye sobre ninguno de ellos haciéndonos percibirlos de formas distintas. Modernidad, miedo, misterio, temor, elegancia, responsabilidad y decoro.

                                                         

Los colores cálidos en decoración:

Si es un salón-comedor un tono más cálido favorece un entorno familiar y acogedor. Para la sala de estar, si te decides por atrevidos rojos, combínalo con tejidos y superficies que resalten su carácter sensual; puedes elegir un color rojo brillante para la carpintería y suntuoso terciopelo y suave satén para la tapicería, completando el ambiente con luz de velas. El uso de un color de contraste sorprendente revive cualquier espacio. 

-          Rojo: El rojo puro es el color de la vida, asociado con la acción intensa y emocionante. Con el rojo hay que tener cuidado, pero bien combinado con blancos, negros, madera o dorados el resultado puede ser fantástico. Si no se mezcla con otro color puede ser algo violento, por lo que debe utilizarse con moderación, en detalles o pequeñas zonas, igual que las gamas de rojo-burdeos, bermellón, magenta. Si en cambio rebajamos el rojo con blanco, en tonos pasteles, produce sensación de confort y calidez.

                                                          

-          Naranja: El naranja puro también se asocia a la vitalidad, a la emoción, ya que es una mezcla de rojo y amarillo. Se debe utilizar como el rojo, con moderación, evitando que ocupe grandes espacios. Es mejor rebajarlo y utilizar tonos pastel y salmón para grandes superficies.

                                                             

-          Amarillo: El color amarillo evoca fuerza y voluntad. Es emocionante y se aconseja en habitaciones con poca luz natural. Los tonos en blanco, madera, verdes o azueles encajan a la perfección con el amarillo como base. Es uno de los preferidos por los niños, y su uso es muy adecuado en sus habitaciones, ya que puede actuar como estímulo para desarrollar sus capacidades. Son acogedores y alegres, los tonos más intensos favorecen un mejor funcionamiento del cerebro.

                                                            

Los colores fríos en decoración:

-          Azul: El color azul es el más frío de todos. Expresa calma, tranquilidad y reposo, por eso se aconseja en habitaciones y zonas de trabajo. Es un color relacionado con el aire y con el agua y de tendencia fría, por eso su uso no se recomienda en viviendas orientadas al norte. Colores que podemos combinar con el azul como base serían el blanco, turquesa, grises y madera. Para reducir su frialdad se combina con el verde o el violeta. En habitaciones muy iluminadas absorbe la luz y resta luminosidad, por lo que no se aconseja.

                                                             

-          Violeta: El color violeta y el color lila son los colores místicos por excelencia. Son colores indiferentes, distantes, capaces de evocar ideas de misterio. Si lo mezclamos con colores fríos, como el azul, expresa profundidad, silencio y tristeza. Si lo combinamos con colores cálidos, como el rojo, genera vitalidad y actividad. Si se acerca a tonos lavanda se asocia a un perfil femenino. Un color alegre, los grises, rosas, acero, madera, blancos … son algunos de los colores que puedes combinar. En la antigüedad, el pigmento para la elaboración de este color era muy caro y solo os más adinerados tenían la posibilidad de hacerse con él. Por eso pasó a la historia como el color de la realeza y las clases nobles.

                                                         

-          Verde: El color verde es una mezcla entre azul y amarillo, dos colores de características opuestas, se podría decir que el verde es un color equilibrado, que expresa tranquilidad, vegetación y frescura. El verde puro es un color neutro que se puede hacer más fresco si aumentamos el azul y más caliente si aumentamos el amarillo. Los marrones, blancos, madera, ocres son los colores que complementan el verde. En diseño de interiores se aconseja el verde-amarillo, es más agradable y se puede utilizar en grandes superficies de la casa, mientras que el verde puro se aconseja sólo para detalles.

                                                           

Contestar

* Nombre:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario:
Type Code